Chef El Baz
Acceso Web Data Administración.

La belleza de las cosas existen en el espíritu del que las contempla.

David Hume

Casa Palaciega
Calle del Agua, 55
04760 Berja (Almería)
T. +34 950 60 51 01

Historia
La Casa de Los Joya

El edificio que alberga el hotel tiene su origen en el siglo XVIII, siendo su primera propietaria Dª Jacinta Enriquez Valdivia (1755-1843), última descendiente de una noble estirpe virgitana. Su esposo D. Antonio Joya Oliver, un inquieto ilustrado que ejercía de escribano real. La vivienda paso a mediados del S. XIX a manos de su hija, Dª Josefa Soledad Joya Enríquez (1784-1873), casada con su primo hermano D. Jose Antonio Joya Joya (1781-1834), titular de un rico mayorazgo de Berja que agregó a la casa una almazara lindante con el huerto.

El edificio fue heredado por el hijo de los anteriores, D. Francisco de Paula Joya Joya (1827-1883), a quien se debe en el último tercio del S. XIX el cambio fisonómico del edificio. Respetando el estilo barroco en la estructura de un gran patio central, la construcción se amplió en horizontal, a costa del jardín lateral, ubicando en este lateral una puerta de carruajes, y en vertical, toda vez que se elevó de dos a tres plantas.

La muerte del propietario finalizaría una fase de las obras de la casa, fecha que vino practicamente a coincidir con la llegada a la vivienda de un hermano de la viuda, D. José Ambrosio del Moral y Joya (1828-1904). Viudo y sin hijos de Dª Josefa Balbuena y Moya, hermana del VII marqués de Yniza, este acaudalado propietario se afanó en dar el último toque a la casa, basicamente consistente en la rica decoración concentrada que se exhibe en el patio interior. De entre las anécdotas que recoge la historia de la casa, destaca cómo en su patio estuvo cobijada en una ocasión la imagen de la Virgen de Gador, patrona de la localidad, que, ante unas copiosas precipitaciones, buscó refugio en este espacio.

A principio del siglo XX, esta casa solariega, junto con el peso de la importante fama de su familia, pasó a manos de su sobrino D. José Ambrosio Joya del Moral (1864-1941), quien respetó en su integridad este buen ejemplo de la arquitectura doméstica de Berja.

Su actual propietario, D. Abdeslam El Baz, ha apostado por la restauración del magnífico edificio, convirtiéndolo en un hotel lleno de encanto e historia.

Valeriano Sánchez Ramos, historiador.
:: Diseño: www.lab-matic.com - Desarrollo: Roberto Gallego ::